Seleccionar página

Si alguna vez te has preguntado como puedes saber el grado de toxicidad de tu cuerpo, te dejo a continuación 5 consecuencias directamente relacionadas con la calidad de las bacterias de tu intestino.

Te invito a evaluarte tu mism@.

¿ gozas de  buena salud?

¿te consideras que aprendes rápid@?

¿estás en tu peso ideal?

¿tienes el azúcar en sangre controlado?

¿Te sientes optimista y enérgic@?

Si has contestado a la mayoría que SI, estás de enhorabuena.

A continuación tienes 5 señales de que tu Salud Intestinal necesita un RESCATE

  • Incapacidad de tu  Sistema Inmune a combatir los microorganismos dañinos

    Aumentando la intensidad y frecuencia de los procesos virales y bacterianos. Un Intestino al 100%  (o casi) se esfuerza en hacer bien su función de “Barrera Protectora” frente a  patógenos extraños, aumentando la retención de los mismos en su mucosidad y vellosidades y alterando el PH para imposibilitar, o reducir, su supervivencia y poder  expulsarlos

 

  • Obesidad

    Existe evidencia según la revista  Nutrition in Clinical Practice de que son las bacterias del tracto intestinal las que predisponen a sufrir el sobrepeso. Los microorganismos que habitan en ti, pueden influenciar cuánto comes y lo que comes. Puedes ampliar información en No decides lo que comes, algo lo decide por ti.

  • Autismo, TDAH y discapacidades en el aprendizaje

    Gracias al trabajo de difusión del  Dr. Mercola  relacionado con los cuidados de la flora intestinal y de acuerdo a las investigaciones de la Dra. Campbell-McBride sabemos que:

la mayoría de los niños autistas nacen con cerebros y órganos sensoriales

perfectamente normales”.

El problema surge cuando no pueden desarrollar una flora intestinal normal y su sistema digestivo se convierte en una fuente de toxicidad. Afectando también a reacciones indeseadas con las vacunas. Fuente aqui

  • Malestar emocional

    Aunque por el momento no hay evidencias absolutas de la intervención de nuestra flora con el estado anímico, lo que si se sabe, es que es en el intestino donde encontramos (junto con el cerebro) la mayor producción de serotonina. Lo que crea una relación directa entre salud intestinal y estado de stress o ansiedad.

 

  • Óptima Salud Mental.

    El Journal of Neurogastroenterology and Motility publicó un experimento sobre el uso de probióticos y el análisis de las diferentes capacidades de 38 mujeres. Así se ha podido comprobar que el uso de éstas bacterias provechosas, influye en dos niveles:

    • corteza insular cuya función principal es la regulación emocional y el mantenimiento de la homeostasis (equilibrio interno)
    • corteza somatosensorial que es la habilidad de captar las sensaciones a través del cuerpo ( tacto, temperatura, presión..)