Seleccionar página

CÓMO INFLUYEN LOS MICRORGANISMOS QUE HABITAN EN TI

EN TUS HÁBITOS ALIMENTARIOS Y

QUÉ PUEDES HACER PARA RECUPERAR TU CONTROL CON LA COMIDA Y LAS EMOCIONES

Tus pensamientos, al igual que tus cambios anímicos son producto de las conexiones neuronales que se producen en tu cerebro y de una amplia variedad de neurotransmisores que en ellas intervienen.

Puede resultarte “intuitivo” imaginar que tu dieta tiene un efecto directo sobre dichas conexiones y sobre el tipo de neuroquímicos que se obtienen. (A todos nos suena el famoso “eres lo que comes” de Hipócrates )

La serotonina (“hormona de la felicidad“) es un neurotransmisor muy importante que interviene directamente en el estado anímico,aunque su ámbito de actuación es mucho más amplio. Regula funciones que van desde la capacidad de memoria, la regulación del sueño, la sensación de saciedad , los apetitos (tanto el alimenticio, como el de la pasión)…entre otras muchas.

El triptófano es precursor de la serotonina, de la melatonina (que regula los estados de sueño y vigilia) y de la niacina (vitamina B3). Es un aminoácido esencial, lo que significa que necesita ser incluido a través de nuestra dieta. Y necesita de la vitamina B6 y el magnesio para ser metabolizado. Entre sus funciones se pueden destacar las siguientes (aunque hay más):

  • tonifica el sistema inmune
  • útil si se quiere bajar de peso puesto que ayuda a controlar el apetito
  • aumenta la barrera kinestésica del dolor
  • ayuda a conciliar un sueño reparador
  • libera la hormona del crecimiento
  • cuando se toma entre comidas, equilibra el sistema nervioso y mejora sus alteraciones (estados de ansiedad, depresión, stress, hiperactividad, irritabilidad…)
  • regula el consumo de hidratos de carbono (como precursor de la vitamina B3)
  • disminuye el riesgo de padecer alguna enfermedad cardíaca, al actuar directamente sobre la ansiedad y otros trastornos del sistema nervioso

Pincha aquí para ver un mapa de los alimentos con gran riqueza en triptófano.

si tienes alguna de éstas situaciones , mejor no la tomes como suplemento:

  • tienes problemas biliares y/o renales, consulta a tu médico antes de suplementar tu dieta con aminoácidos
  • estás embarazada o eres mamá lactante (por la falta de documentación científica -experimental con éste grupo)
  • si tomas medicación para la depresión

Algunos estudios ya han demostrado que una dieta rica en azúcares y grasas saturadas y baja en fibra también afecta a tu estado de ánimo y a tu salud mental. También sabemos que las bacterias que habitan nuestros intestinos varían muy rápido y que están influenciadas en gran parte por los alimentos que comes y a la vez son responsables de lo que comes.

¿has sufrido alguna vez esas ganas locas por  algo dulce que se agudizan más a partir de las 4 y media de la tarde aproximadamente?

Pues bien, si sabes de lo que hablo, lo más probable es que tengas una alteración en tu tracto digestivo motivada principalmente por una infección de cándida (son hongos que conviven con nuestra flora bacteriana, pero que cuando ésta se debilita , se hacen los reyes del mambo). Los síntomas pueden variar pero suele incluir:

  • picor vaginal
  • alteración del flujo (más espeso y de color blanquecino o amarillento)
  • la sexualidad se torna molesta e incluso dolorosa
  • si tienes molestia al orinar
  • aumento del deseo de dulce por la tarde

Si puedes identificar alguna de las siguientes opciones, ten en cuenta que tienes más posibilidades para que la cándida se extienda a sus anchas, así que si la identificas, actúa.

  • estas embarazada
  • eres diabética
  • tienes kilitos de más
  • si has tomado o estás tomando antibióticos

Una buena flora bacteriana a nivel intestinal es muy importante. Ahora, gracias a las investigaciones de diferentes organismos, parece que el rol de su microflora podría ser aún más vital. Teniendo un papel importante para :

  • Expresión genética
  • Sistema inmunológico
  • Desarrollo cerebral, salud mental y memoria
  • Peso
  • Riesgo de numerosas enfermedades crónicas y graves, desde la diabetes hasta el cáncer

Reciente estudio publicado en Medical News Today asegura que estos microbios (concretamente los llamados Firmicutes) afectan también a la absorción de las grasas porque pueden obtener menos energía de los alimentos y su abundancia a nivel intestinal predispone a la obesidad.

“Estudios previos mostraron que los microbios intestinales ayudan en la descomposición de los carbohidratos complejos, pero su papel en el metabolismo de las grasas alimenticias seguía siendo un misterio, hasta ahora…Este estudio es el primero en demostrar que los microbios pueden promover la absorción de grasas alimenticias en el intestino y su metabolismo subsecuente en el cuerpo”

La bacterias positivas que habitan principalmente en tu intestino, aunque también a lo largo del tracto digestivo pueden y son modificadas principalmente por la alimentación y por la aportación de otras bacterias. A nivel suplementación son los llamados prebióticos y probióticos (normalmente antes de la semana ya empiezas a notar sus beneficios en el caso de la cándida, y al mes muchos otros )

Si quieres saber más y dónde comprarlos a continuación te dejo el link a mi Tienda Online donde podrás leer más sobre los mismos y cómo tomarlos.

SI tienes al menos uno (o más) de los siguientes, te recomiendo que los pruebes (y que sean de calidad, con cuantas más cepas vivas mejor):

  • Alergias alimentarias
  • Inflamación alimentaria después de comer (es su mayoría gases)
  • Diarrea/ estreñimiento
  • Rinitis alérgica
  • Celiaquía
  • Colon irritable/ Crohn
  • Reflujo/acidez /úlceras
  • Eczemas

Para controlar la calidad microbacteriana digestiva, es aconsejable tomar alimentos fermentados en tu dieta habitual como el kéfir o el yogurt (mejor en tiendas especializadas y libres de azúcar), el tempeh, el chukrut, el miso (sin pasteurizar) y la kombucha por citar algunas.

No hay que tomarlos todo ni todo el tiempo, pero introducirles en tu rutina nutritiva será de lo más ventajoso y divertido (si eres de los que disfruta con el DIY (do it yourself) , puesto que puedes hacerlo tú.

 

Si quieres preguntarme o hacerme algún comentario puedes usar mi página de facebook o mi email y si te gusta,

¡comparte!

Me atrevo con todo fanpage de Facebook